Nuestra querida Lydia Ruyle ha partido en el gran viaje que la lleva de vuelta a unirse con la Diosa.

Fue una benefactora de esta Asociación, pues nos prestó de manera totalmente altruista a “sus chicas”, los banners con imágenes de Diosas de todas las culturas que creó con tanto amor y que nos ayudaron a convertir simples tiendas en bellísimos templos.

Era una mujer optimista, valiente y comprometida con la justicia social y ecológica.

Ahora es una de nuestras ancestras. Esperamos que su sabiduría nos acompañe mientras transitamos del patriarcado al Mundo de la Madre.

 

Nuestra querida Lydia Ruyle ha partido
Nuestra querida Lydia Ruyle ha partido