Durante los ocho círculos que componen la Segunda Espiral recibirás las herramientas necesarias para moverte por el mundo como Sacerdotisa o Sacerdote de la Diosa.

Descubrirás las múltiples posibilidades que te ofrece este rol público, como ceremonialista, guía, oráculo, sanadore, creadore de espacio sagrado…

Al final de esta espiral, podrás entregar tus votos como Sacerdotisa o Sacerdote de la Diosa en una ceremonia especial de auto-dedicación.