En la Antigüedad más remota, quienes deseaban aprender tanto de sí mismes como de los mundos que no se perciben por los sentidos habituales, acudían a las escuelas de misterios.

En el ritos de Isis en Egipto, en los misterios órficos y eleusinos de Grecia, el propósito era siempre el mismo: descubrir la conexión de cada individue con lo sagrado, para descubrir el increíble potencial que hay en nuestro interior y empezar a vivir plenamente la experiencia de estar encarnades en esta maravillosa Tierra.

Ese es el propósito de la Escuela de Misterios de Iberia: a través de las Diosas que se honraron en nuestra tierra, ayudarte a recordar quién eres y cuál es tu propósito en esta vida.

¿Te unes a nosotres?